Historia ◄
 


Nuestra historia se remonta a un 21 de Mayo de 1944, donde se crea un equipo con una gran tradición dentro del futbol Chileno, este es Naval de Talcahuano, un club muy arraigado en el puerto de Talcahuano, el mas emblemático de la zona, su primer nombre fue Asociación Naval de Foot-ball, este equipo fue el representativo de la Armada de Chile.

El primer directorio estuvo compuesto por:
Presidente Leonardo Reimann Galdames
Vicepresidente Carlos Aguillon Aguillon.
Secretario Federico Barraza Pizarro
Secretario de Actas: Arturo Aranda Lucero.
Tesorero: Humberto Campos Duran
Director::Jorge Ibarra Castro.

Así es como Naval empezó a brillar en los campeonatos regionales, ya que en su primera participación en dichos campeonatos se corono campeón, esto en el año 1949, luego como tomándolo como tradición se acostumbro a dar la vuelta olímpica los años 1951-1952-1955-1954-1955 todos de forma consecutivos  y nuevamente el año1957, en tanto en el año 1956, 1958, 1959, 1960, fue Vice Campeón, entre los jugadores que jugaban en esa época dorada del cuadro Chorero se cuenta Raúl Acevedo, Isaac Carrasco, Rubén González, Sergio “Zoquete” González, Manuel “Candado” Roa, Luis “Chancharra” Leal y muchos mas.
En esta época Naval ya jugaba en el Mítico estadio El Morro, pero este no contaba con marcador de goles y la solución era muy simple, se había instalado dos mástiles uno representaba al local y otro a la visita, al momento de hacer alguien un gol si izaba una bandera, lo anecdotario de esto era cuando Naval ganaba por goleada y  no quedaba espacio en el mástil, se colocaba cualquier cosa que sirviera para señalar otro gol, entre ello algunos calcetines.
1952 es un año de mucho orgullo para todos los Navalinos, ya que este fue el año en que se le encargo la misión de representar a Chile en las olimpiadas de Helsinki, en Finlandia, este honor ningún equipo Chileno lo había obtenido, 5 años después Naval volvió a ser llamado para representar a Chile en un partido amistoso en Perú.
En 1963 hubo un acontecimiento en Talcahuano, el mismísimo Pele jugando por el Santos de Brasil enfrento a Naval en el  estadio el Morro, el resultado fue un categórico 5-0 a favor del cuadro Brasileño.
El debut de Naval en primera división fue en 1972, luego de haber ganado el torneo de ascenso, el primer partido de naval en primera división fue ante Green Cross de Temuco el Sábado 18 de marzo en el estadio el Morro ante 13.670 espectadores, el vencedor esa tarde fue el cuadro Navalino por 3 goles a 2, hay muchas historias de grandes partidos en 1981  y 1982.


Crónica de una muerte anunciada.
En 1990 fue la ultima vez que vimos a nuestro querido club en primera división, ya que fue la crónica de una muerte anunciada, ese año Naval se salvo del descenso en un partido jugado en la ciudad de Antofagasta, pero al terminar el año 1991 la Armada de Chile decidió terminar con el cuadro del ancla para reducir gastos, así el puerto se sumergió en una enorme tristeza., pero Talcahuano no quería quedarse sin futbol, y es así que surgió la idea del fallecido ex alcalde de Talcahuano Marcelo Muñoz de volver a crear un club, este se llamo “Los Náuticos” que entre sus filas tenia a Oscar “Jurel” Herrera, Héctor “Chavo” Espinoza entre otros grandes choreros, este equipo debuto en la tercera división.
En 1994 el club se cambia de nombre y pasa a llamarse Deportes Talcahuano, para así tener una mayor identificación con el puerto.
En el año 1999 se logro el sonado ascenso a la segunda división en un partido jugado en la ciudad de San Fernando ahí enfrentaron a Unión la Calera, el gol del triunfo lo anoto Sergio Zúñiga a 7 minutos del final del encuentro , con esto el puerto ya volvía a tener un representante en el futbol profesional. En el año 2000 Deportes Talcahuano casi da la sorpresa ya que estuvo a 34 minutos de subir a la primera división, siendo que era el equipo con la planilla mas baja del campeonato, ese año ascendió Ranger de Talca y Deportes Talcahuano se tubo que quedar en segunda.
En Los años posteriores D. Talcahuano fue siendo unos de los protagonistas del futbol de segunda división.


Renace de las cenizas.
En el año 2004 fue un año clave para el club el 13 de marzo el equipo del puerto volvió a jugar en el estadio El Morro, pero esta vez ya no se llamaba Los Náuticos o deportes Talcahuano, sino que volvía a ser Naval de Talcahuano.
Lamentablemente en el 2005 la alegría se acabo, hubo una pésima administración, jugadores poco profesionales, mala inscripción de jugadores, resta de puntos, todo esto llevo a Naval a descender a la tercera División.

Vuelve la alegría al puerto.
El año 2006 Naval enfrentó su presente con un joven equipo en la ardua competencia de tercera división. El objetivo entonces era encontrar un base de jugadores jóvenes identificados con la institución, para así en un plazo no más alla de 3 años poder volver al profesionalismo.
Como era de esperar, aquel 2006, el equipo no logró dar pelea por el ascenso, nisiquiera clasificar a la liguilla final, pero sí dejaron a la incondicional hinchada, una grata impresión debido a la entrega en cada partido. Los hinchas de verdad, que apesar de que el equipo estuviera en los últimos puestos de la tabla, los apoyó siempre.

Ya en el 2007, se contrataron algunos jugadores con algo más de experiencia en lo que es tercera división, pero la base continuó siendo la del año anterior.
Bajo el mando de varios técnicos como "Bocha" Ponce, Juan Martínez o Leonardo Vinés, el equipo se mantuvo como uno de los protagonistas de la primera parte del torneo. Fue con el "bigotón" Vinés, con quien se terminára la participación de Naval aquel año, siendo eliminado en primera ronda de play-offs frente a Iberia de Los Ángeles.
De ese plantel surgieron algunos jugadores que se identificaron mucho con el club y su hinchada. Su entrega y calidad en la cancha dejaron al fanático muy conforme, apesar de la eliminación. Se recuerdan algunos emblemáticos de aquel entonces como: Miguel Ochipinti, Luis Figueroa, Sergio Sarabia, Miguel Valenzuela,  Andrés Orellana, entre otros.

En el 2008 la meta estaba clara, ascender. Desde un principio se instauró en Talcahuano el lema "Vencer o Morir" para Naval. La dirigencia hizo un enorme esfuerzo en traer a los mejores jugadores de la división, juntarlos y de la mano de Jaime Nova llevar de vuelta a Naval al profesionalismo. El profesor Nova no duró mucho a cargo del equipo, no por bajo rendimiento, todo lo contrario, el equipo se encontraba invicto y en los primeros lugares de la tabla. Sólo fue por su deseo de irse a Lota Schwager, en donde a la postre, debido a los nefastos resultados, duró menos que en Naval.
Así llegó, o más bien, volvió Leonardo Vinés, quien marcó el increíble record de dos semanas a cargo del puesto de DT. Las razones nunca quedaron muy claras, y en la dirigencia ya había inquietud por el futuro del equipo y por quién se haría cargo de éste.
Surgen varios nombres, algunos importantes, pero al final se deciden por uno que el año pasado había hecho una aceptable campaña con el modesto Malleco Unido, Marcelo Miranda.
Fue de la mano del ex lateral izquierdo de cobreloa, concepción, colo colo y la selección chilena, con quien se alcanzó la regularidad esperada. El estadio El Morro entonces se volvió en un verdadero fortín, y aquel año, sólo se perdió un partido allí, de más de veinte jugados.
Importantes victorias de local y de visita llevaron a los albiazules a clasificiar sin inconvenientes a la fase de play-offs, en donde en el pirmer partido venció 4-1 a Unión Bellavista, luego tuvo que viajar hasta Antofagasta, y volvió a vencer 2-1. Aquí se demostró que este equipo era capaz de realizar algo verdaderamente importante.
La liguilla fue desde un comienzo electrizante, para en las últimas tres fechas volverse infartante. Deportivo Temuco era el gran favorito, incluso en el penúltimo partido, tenía todo listo para la celebración en su estadio, el remozado Germán Becker, frente a Unión Temuco de Marcelo Salas, quien hacía su estreno en tercera. Ocurrió que la visita, ya sin nada a que optar, fue y ganó 3-2 a Deportivo, mientras tanto en Talcahuano, los choreros empataban con Iberia (quienes también peleaban el ascenso). Corría el minuto 90' y todo parecia decir que habría que esperar un año más para volver al profesionalismo. Pero fue ahí cuando apareció la mano de los seres divinos, los santos de Naval, que permitieron que Iván Herrera (coincidentemente primo de Luis Sanhueza Q.E.P.D) en un trabado tiro libre metiera el gol que dejaría a los del puerto con un pié en segunda división. La euforia fue inmensa en el morro, los llantos en los hinchas no tardaron en llegar y se oía el cántico "nos vamos de viaje, a santiago los pasajes". Por que era frente a Magallanes, en Maipú en donde se definiría el campeón.
Cerca de 20 buses, al rededor de 3000 hinchas navalinos, de Talcahuano y desde todo Chile, incluso desde el extranjero, llegaron a la capital a apoyar al equipo de sus amores.
Para variar, el partido fue no apto para cardíacos, y es que Deportivo Temuco empataba y Naval perdía 1-0 cuando ya corrían los 86' del partido, con esto los de la araucanía se quedaban con la copa (que insólitamente ya retiraban del Bueras de Maipú).

La mano divina.
Como fué la tónica de toda la temporada, la ayuda de santos estuvo con los porteños. Minuto 90' y se pita una mano dentro del área de Magallanes, si Naval empataba, su mejor diferencia de goles le permitía volver al profesionalismo.
Pero ocurre algo realmente increíble; y es que antes de que Jhon Munizaga se preste a tirar el histórico penal, la galería estalla al enterarse de que Colchagua le había ganado a Temuco, si se perdía el penal daba igual, ya eramos de segunda.
El capitán Munizaga no falla y el partido termina enseguida, las celebraciones tanto en Santiago como en Talcahuano fueron con todo, hinchas lloraban y recordaban que hace tres años atrás, esas mismas lágrimas eran de tristeza, ahora eran de felicidad.
Un justo y merecido ascenso consiguió Naval, dejando en el camino a más de 30 equipos que buscanban el único cupo de ascenso que se entrega, sólo para el campeón.
La copa, al igual que el año 1999, se paseaba por el morro y por todas las manos de hinchas choreros en Talcahuano.

La Actualidad.

Luego del ascenso, el tiempo no estaba a favor de Naval, específicamente de sus dirigentes, que en menos de un mes debían reestructurar un plantel histórico y además, saldar algunas deudas económicas pendientes del pasado.
La base de aquel equipo campeón de tercera división se quedó para esta temporada. Nombres importantes como: Jhon Munizaga, Andrés Orellana, Freddy Tapia, José Acevedo, Boris Sandoval, Enrique Salas, Francisco Castillo, entre otros.
Los refuerzos no fueron muchos, pero el equipo, ya se sabía de memoria, Miranda ha hecho una importante labor y hoy en día tiene a sus dirigidos cumpliendo una dignísima presentación en todo el torneo de Primera B.


 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=